Aaron Mäthger se ha instalado en el Distrito 19 de París con una cafetería amable y acogedora construida a base de creatividad, moda y pasión.

Ya tocaba. París es una de esas ciudades que deben tener un enzima adictivo o algo similar. Y no me refiero a sus museos, las tiendas de moda o los grandes atractivos turísticos… Hablo de las pequeñas cosas y de los detalles, que aquí abundan. Hablo de la Rue Saint Denis y del barrio latino, de las terrazas, de los mercados al aire libre y las floristerías en cada esquina.

Y en esa búsqueda del placer por las pequeñas cosas nos encontramos KaffeeBar19, el establecimiento que Aaron Mäthger ha puesto en marcha en el popular Distrito 19 de la capital, también conocido como arrondissement des Buttes-Chaumont. Este barrio, que bien podría hermanarse con el madrileño Lavapiés, empieza a descubrir sus atractivos y ve en la hostelería una manera de ponerse en valor.

Conocí a Aaron, y a su gemelo Lucas, en Bruselas cuando todavía estábamos estudiando. La energía que derrochaban era insuperable. No me extraña que, tras emprender en el mundo de la moda, ahora tengan esta iniciativa y alguna que otra más en mente. Son alemanes pero muy mediterráneos. Ya tocaba. Era hora de visitar el nº26 de la Rue de l’Ourcq.

¿Habías pensado alguna vez en tener un bar?

Alguna vez… pero me gustaba más la idea de montar una cafetería. No me gusta trabajar en la noche.

¿Cuál es la propuesta de KaffeeBar19?

Homemade. Toda nuestra carta la preparamos aquí, en una atmósfera cálida y privada.

¿Y cómo es el cliente habitual?

Aquí puedes encontrarte, sobre todo, con gente creativa, de multitud de nacionalidades.

Veo mucho alemán… ¿Se sienten como en casa?

Absolutamente… Empiezo a pensar que ni siquiera yo echo de menos mi propio país.

Además noto un toque belga en la carta…

Bueno, es que ésta es realmente mi cocina… Al haber vivido también en Bélgica, entiendo que es parte de mí.

Antes Bélgica. Ahora Francia, ¿por qué te mudaste?

Vine a París en 2008 para estudiar el MBA in Global Fashion Management del Institut Français de la Mode (IFM).

Así que realmente lo que te trajo a París fue la moda, ¿no?

Algo así. Mi gemelo Lucas y yo teníamos nuestra propia colección, así que vine para continuar formándome en gestión de moda. Él siempre ha estado al frente de la parte creativa y yo más en todo lo relacionado con el management.

Y al tiempo, Lucas también ha acabado viviendo en París…

Así es. Encontró un trabajo aquí, así que de nuevo estamos juntos, aunque cada uno hace sus cosas.

Dime, ¿qué es lo que más te gusta de esta ciudad?

El canal. El agua me relaja muchísimo.

Volviendo a Lucas, ¿qué es lo primero en lo que trabajasteis juntos?

Lo primero que hicimos fue una colección de camisetas, en 2004. La verdad es que nos divertimos muchísimo con ese proyecto.

Vuestros pinitos en el mundo de la moda dieron lugar a la marca L&A Mäthger

Realmente yo siempre había trabajado en la hostelería pero, en aquel momento, Lucas estaba en Bélgica, terminando sus estudios de moda, y me pidió ayuda para terminar la colección de su último año en la Antwerp Royal Academy of Fine Arts.

¿Has tirado la toalla?

Tras vivir el negocio de la moda en primera persona junto a mi hermano, me di cuenta de que no es lo mío. Me gusta la creatividad y es algo que también puedo poner en práctica en KaffeeBar19.

Y así lo viven los clientes… Justo al entrar estabais preparando unas galletas en la misma barra. Una bienvenida perfecta, desde luego, pero, ¿cómo surgió ese interés por la cocina?

Bueno… supongo que cuando quieres montar un bar necesitas de algún modo saber cocinar. Y es muy divertido hacerlo, preparar cosas ricas…

¿Tiene esto algo que ver con el concepto de “cocina privada”?

“Cocina privada” significa mi cocina… y mi pasión por las pequeñas cosas. No soy un chef profesional y por eso denomino mi cocina “privada”.

Local selecto, con productos frescos y de temporada, sencillo pero elegante… parecen argumentos de una nueva marca pero son los valores que has asociado a KaffeeBar19, ¿qué quieres expresar con ellos?

Me gustaría que nuestros clientes saboreasen nuestra propuesta simplemente con leer estas palabras. Busco activar su imaginación.

Y hablando de marca… ¿qué hay del logo?

Lo diseñaron unos amigos de Bruselas. Quería un logo potente y que además tuviese un toque alemán.

Y ya para terminar, ¿próximos proyectos?

Pues en el medio o largo plazo quiero abrir algún que otro KaffeeBar19 más, al ser posible en distintas partes del mundo. Sería fantástico poder conectar a todas esas personas creativas que de alguna manera u otra están o han pasado por mi vida.

Next stop Madrid, querido Aaron.

Aaron04Aaron00 Aaron02Aaron05Aaron01 Aaron06

Fotos: Andrés Pina

La elección de Aaron Mäthger

Localización: KaffeeBar19 (Rue de l’Ourcq, 26 – 75019 Paris)